Cerrajería de hierro en España: más de 2000 años de tradición

El oficio de la cerrajería en España se remonta a la época del Imperio Romano. Miles de años antes, egipcios y mesopotámicos trabajaban los metales y la forja, pero estas técnicas llegaron a la Península Ibérica con la conquista de Hispania. No obstante, no fue sino hasta la Edad Moderna, que los españoles nos convertimos en un referente mundial en la cerrajería de hierro. Cerrajería de hierro en Alicante hace honor a esta tradición con los trabajos en forja más dedicados.

Puerta hierro forjado
Puerta hierro forjado

España tiene siglos dedicándose a producir trabajos en hierro dignos de admiración, algunas tiendas que aún permanecen, y cuyas raíces se remontan al Barroco y la Contrarreforma, cuentan a detalle la historia de la forja en nuestro país. Cuando las riquezas extraídas de América comenzaron a agotarse por la caída del imperio español, España igualmente quería seguir demostrando su grandeza y la de la Iglesia Católica. Fue entonces cuando el hierro comenzó a embellecerse para lucir como un material más noble.

El hierro ofrecía todo lo que se necesitaba para el momento, era un material de máxima calidad sobre el cual los artesanos experimentados podían echar a volar su creatividad. De esta forma en la cerrajería de hierro en Alicante, el oficio de la forja comenzó a hacerse cada vez más profesional y sobre todo estético, gracias a las posibilidades decorativas que proporcionaba el material al rojo vivo.

Así, las utilidades del hierro además de funcionales pasaron a ser decorativas, para verjas y puertas, muebles y cabeceros. El acabado, aunque no era de un metal precioso, sí que era bastante digno y de una belleza sin igual. Así fue como creció una de las tradiciones más vivas de nuestro país, que ahora mismo es una gran industria.

Nuestra cerrajería de hierro en Alicante, Alumar carpintería metálica, rinde honor a esta tradición con trabajos de un gusto exquisito, pero con equipamiento y gestión modernos, para que tengas lo mejor de todos los tiempos de la forja.

Post Relacionados